Karma a la Inglesa

KARMA A LA INGLESA

EL MILAGRO

26 de mayo de 1999. Estadio Camp Nou, Barcelona. Manchester United y el Bayern Munich se enfrentan en la final de la UEFA Champions League como los 2 mejores equipos del viejo continente y probablemente del mundo, habiendo ganado ambos, la liga y copa de sus respectivos países, y después de una batalla de 90 minutos corridos, el equipo bávaro se encuentra adelante 1 gol por 0. Solo falta que transcurran los 3 minutos adicionales que da el árbitro italiano Pierluigi Collina y se consumará la hazaña de ser solo el segundo equipo europeo (y el primero alemán) en conseguir el “Trebol” en una misma temporada y así hacer historia. Todo parecía ir bien, con el equipo ordenado, concentrado y controlado con la voz de Oliver Kahn desde el arco, solo restaba el molesto detalle de que el rival seguía presionando, atacando, intentando, buscando ese gol de la igualdad que no había logrado en todo el partido y que ahora, con  solo 180 segundos por delante, parecía tener la loca esperanza de conseguir. “¿Porqué no bajan los brazos?”, ¿Porqué no solo aceptan la derrota con dignidad?, que necios son…”, frases que seguramente pasaron por la mente de muchos aficionados tanto alemanes como ingleses. Esa terquedad de seguir hasta el final…y ocurrió el milagro. No solo se materializó lo improbable, sino lo imposible: a los 90′ + 36 segundos Teddy Sheringham empató de derecha, casi fuera de lugar y 41 segundos después, Solskjaer, el reserva de lujo, el “asesino con cara de niño”, marcó con la punta de su botín derecho después de un tiro de esquina que cabeceó magistralmente hacia el centro el autor del primer gol. Algarabía, parálisis y surrealismo fue lo que se instaló en el estadio del Fútbol Club Barcelona. Jugadores alemanes moviendo el balón al punto tratando de hacer un contra-conjuro; otros  llorando desconsoladamente; el lejendario Lothar Matthaus, sustituido minutos antes, en el banquillo con la boca entreabierta  sin poder entender; y silbato final. Manchester United se convirtió en el nuevo campeón de Europa, entró a la inmortalidad con la final más emocionante de la historia del torneo y con la consecución del Trébol, abrió formalmente, de qué manera y para gloria del fútbol mundial, la era más exitosa del club, la cual desde ese día ha conseguido 8 ligas Premier, 2 Copas FA, 3 Copas de Liga, 5 Supercopas Inglesas(FA Community Shield), 1 Copa Intercontinental, 1 Copa del Mundial de Clubes y otra Liga de Campeones en el 2008.

¿El Manchester United ganó con suerte?, mi respuesta es sí. ¿El Manchester United  debe su victoria a la suerte?, mi respuesta es un rotundo no. El equipo, al igual que su rival, llegó al encuentro siendo campeón de todo torneo en el que participó y de hecho llegaron invictos  en esta competición a disputar la final. Eso no es suerte.

Es cierto que los alemanes marcaron primero, dominaron gran parte del encuentro y tuvieron varias oportunidades claras para decantar definitivamente el encuentro a su favor, pero en los minutos decisivos fueron superados en intensidad, agresividad y determinación por los pupilos de Ferguson, liderizados por un David Beckham incansable, empujando por todos los sectores de la cancha. Los teutones fueron obligados a retroceder y la voluntad inglesa de nunca rendirse dio sus frutos en el último momento, creando esa chispa de suerte que necesita todo campeón que hace historia. Lo dijo el inmortal general macedonio Alejandro Magno: “La fortuna favorece a los valientes”. Este caso no fue la excepción.

SE REPITE LA HAZAÑA…EN CONTRA

Hoy, Domingo 13 de mayo de 2012, a 13 días de cumplirse 13 años de aquella final en Barcelona, le llegó al Manchester United el momento de pagar esa valiosa dosis de suerte que hoy en día se considera la marca registrada del club: ganar en el último minuto. El Karma que le impuso el destino es ver como su hermano menor, su enemigo en casa, su eterno rival por el tiempo que exista el fútbol, “esos vecinos ruidosos” en palabras de Sir Alex, el equipo “celeste”, el Manchester City; le quita el título de liga en el último minuto de la temporada. Igual o más dramático que aquella gesta europea de los “Diablos Rojos”, lo que hemos presenciado hoy es algo que no será olvidado por nadie:

Última jornada de la liga, ambos equipos empatados en puntos, el “City” arriba en la tabla solo por diferencia de goles, cada uno se enfrenta a equipos “accesibles”. El Queens Park Rangers, peleando por la permanencia, es el rival que visita a los celestes; el Sunderland, equipo luchador de media tabla, es el anfitrión de los rojos. Nadie apuesta un centavo a que alguno de los 2 equipos de la ciudad de Manchester va a perder su partido y desde hace 2 semanas ya muchos consideran campeón a los “ciudadanos”. Al “United” solo les queda ganar su partido y, nuevamente en palabras de Ferguson: “esperar que le pase una estupidez” a su vecino. Ambos partidos arrancan simultáneamente a la hora acordada. Ya a los 20 minutos Wayne Rooney marca para el United y 19 minutos después Zabaleta adelanta en el otro escenario al City. Termina el primer tiempo y todo va como dicta la lógica.

En la segunda parte todo da un giro. Cissé, anota para los Rangers y da una leve esperanza a los “diablos rojos”, los fanáticos y el mismo equipo celeste se empiezan a preocupar y ocurrió, se vino el desastre para ellos. A 66 minutos, con un jugador menos, en un contragolpe y con un cabezazo de Jamie Mackie, anota el Queen`s Park Rangers otra vez, y de forma súbita, inimaginable, el equipo dirigido por Roberto Mancini está a 2 goles y 24 minutos de perder el título de liga, un título que no ganan desde hace 44 años en unas circunstancias casi idénticas a la presente (empatados en puntos en la cima con el United). Su casa, el Etihad Stadium, esta en “shock”, corren los minutos, el hermano sigue ganando y ellos perdiendo. Llega el minuto 90, ya muchos lloran, otros parecen levantarse de sus asientos para retirarse a sus casas y maldecir como nunca, los narradores televisivos ya hablan de un nuevo “Maracanazo”. Se agregan 5 minutos de reposición y entonces…el tiempo hace un loop, una comba hacia atrás, regresa sobre si mismo y salda cuentas con la historia: En minuto y medio, gol de cabeza de Dzeko y seguidamente en, literalmente la última jugada de ataque del partido, el “Kun” Agüero, con una finta y un zapatazo celestial da la victoria al Manchester City. El estadio explota, se da el pitazo final y todo esta escrito. El Bayern Munich, si para algo sirve, ha sido vengado.

Las 4 décadas de espera terminaron, el United ganó su partido, pero es irrelevante; el equipo celeste, con mejor diferencia de goles, es el nuevo Campeón de Inglaterra y el trofeo de la Premier League se queda en la misma ciudad, pero esta vez cruza de calle, y llega a un barrio que esta bajo la sombra de la grandeza del Old Trafford, grandeza que todavía se proyecta amenazante sobre ellos, casi insalvable y en donde se necesitarán muchos años más de esfuerzo y buen trabajo para lograr imitar.

Pero hoy no, hoy la oveja negra de la familia se levanta desafiante, orgullosa y le dice a toda Inglaterra, a Europa, al mundo entero y sobre todo a su hermano: “Aquí estoy”. No solo terminó su propia sequía, sino le dio al rival donde más duele, quitandole el codiciado título de liga número 20, el primero que podría hacerlo, también evitando que empatara al Liverpool como el equipo más ganador del País (Liverpool 63 títulos oficiales, Manchester United 62) y con sus propias armas: dos goles en el último minuto…Karma!.

Al igual que con lo sucedido en 1999, hoy el City ganó con suerte, pero no le debe su campeonato a la suerte. Invirtieron billones de dolares para traer a estrellas del fútbol mundial como el “Chino” Silva, Agüero, Touré, Nasri, entre otros y contrataron a un técnico ganador y de experiencia comprobada como el italiano Mancini que logró sacar lo mejor de jugadores que ya se encontraban en la plantilla como Vincent Kompany, para mí el mejor central de Inglaterra este año pero infravalorado por la gran mayoría de los “conocedores” del deporte. Esto no es suerte, esto es un proyecto para ganar títulos y lo consiguieron. Si le sumamos a estas razones el hecho de que derrotaron en ambos partidos de liga al Manchester United, podemos decir que su titulo es bien merecido, y nosotros, los fanáticos de los diablos rojos, no nos queda más que aceptar la derrota con hidalguía, aplaudir al contendiente, darle  la bienvenida a la batalla y darles pelea de aquí en adelante. Este tipo de competencia  solo puede hacer bien, tanto a la liga y como al Man UTD.

Perspectivas Diabólicas

¿Nuestro equipo? yo diría que está bien, tiene buena base de jugadores jóvenes que serán las estrellas en el próximo ciclo que se avecina. Jugadores como Cleverley, Jones, Young, De Gea, Valencia y el mismo Rooney que al fin y al cabo sigue siendo un niño, aunque no nos parezca con tantas glorias que ya nos ha regalado, son la fundación de este último gran proyecto de Sir Alex Ferguson que espero que culminé con un nuevo “Trébol”. Si hay algo que hemos aprendido con el escocés estos últimos 25 años es que hay que confiar en él, en su forma de trabajo y en cómo se reinventa él y su equipo. Eso si, si queremos nuevamente una triple corona y luchar de tu a tu con los gigantes españoles en Europa, es necesario incorporar estrellas actuales, de primer nivel, desequilibrantes por si solos, que acompañen a nuestro “10” en el liderazgo de esta camada. Nuestro equipo es un grande y puede y debe hacer este tipo de inversiones para mantenerse como tal. Ver a Sir Alex ayer en Alemania en la final de copa de ese país entre el Borussia y el Bayern (ojo con Kagawa) me da a entender que el también lo sabe. Solo esperemos que también los dueños del equipo, los hermanos Glazer, estén también consientes de esto…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s